Pool o Billar Americano

Descripción y objetivo

El pool o billar americano consiste en meter (o entroncar) las bolas en las troneras de la mesa. En otras palabras, el objetivo es introducir las pelotas en los hoyos ubicados en los laterales y esquinas de la mesa, según las reglas preestablecidas para cada modalidad de juego.

La mesa

La mesa de pool, al igual que la de billar, esta tapizada con un paño generalmente verde, pero en este caso tiene 6 agujeros: uno en cada esquina de la misma (4) y 2 ubicados en el centro de las bandas largas, es decir, uno a la mitad de cada uno de los laterales mayores de la misma.

Las bolas: En el pool se utilizan bolas de menor diámetro que en el billar. Por lo general son 15, numeradas del 1 al 15, y aparte se utiliza una blanca (un poco más grande), que es la que se debe golpear para mover a las otras.
Las bolas del 1 al 7 son las lisas, mientras que las bolas del 9 al 15 son las rayadas.
Hay 7 colores distintos, cada uno repetido en una lisa y una rayada en el mismo orden, y la bola 8 es la negra.
Las bolas lisas son de color uniforme y el número está indicado generalmente por dos círculos blancos, ubicados de forma opuesta y simétrica en las mismas, con el número en cuestión en color negro.
Las bolas rayadas tienen a su alrededor una línea con el color que le corresponde, y el número está indicado de la misma forma que en las lisas.
La bola negra es igual que las lisas.

El juego

Si bien hay distintas modalidades para el juego de pool, a modo general su reglamento es el siguiente:
Se puede jugar de a 2 o más, (preferentemente números pares, para que en cada equipo cada jugador tenga igual cantidad de turnos mientras dure el partido), y cada equipo es dueño de un grupo de bolas: las rayadas o las lisas.
Las bolas se golpean a través de la blanca, y nunca debe golpearse directamente una de color.
El tipo de bola que corresponde a cada equipo se determina en la primera tirada, pues la primera bola en ser golpeada por la blanca será la correspondiente al equipo del jugador. En un ejemplo, si al tirar la blanca por primera vez se toca una rayada, entonces será grupo rayado con el cual el tirador jugará el resto del partido.
El objetivo es introducir el grupo de bolas correspondiente al equipo, y finalmente introducir la negra en el último hoyo en el que se metió la del equipo.
Si en medio del partido un jugador introdujera accidentalmente la negra en alguna de las troneras, el equipo en cuestión pierde el partido. En caso de que en la mesa solo quedaran la bola blanca y la negra, el hecho de meter la blanca también determina la derrota del equipo en cuestión.
Si a lo largo del partido algún jugador introdujera la bola blanca en alguno de los hoyos, automáticamente pierde el turno, y continuará el equipo contrario con la posibilidad de golpear dos veces la bola blanca.
Para que un turno sea válido, el jugador debe golpear con la bola blanca alguna de las bolas de su equipo. En caso de meter una de sus pelotas en el hoyo, continúa tirando. En caso de no meter ninguna, o tocar una de los contrincantes, se termina el turno.

Modalidades

Bola 8: Se usan las 15 bolas y hay dos jugadores o equipos. A cada equipo le corresponde introducir su grupo de pelotas y finalmente la negra para ganar. Las reglas de esta modalidad son muy variadas.

Bola 9: Se juega con un número indeterminado de jugadores y se utilizan para este sólo las primeras 9 pelotas. El objetivo es introducir la bola 9 en una de las troneras, habiendo golpeado previamente a la del número más pequeño sobre la mesa. En este caso, la mas pequeña varía en caso de que alguna haya ingresado ya en un hoyo.
Esta modalidad puede jugarse con distinta cantidad de bolas (6 Bolas, 7 Bolas, 8 Bolas), pero sus reglas son muy variables.

Rotación: Las bolas deben golpearse en orden de manera ascendente, y cada número de bola corresponde a su igual en puntos. El ganador es el que obtiene más puntos.

Pool continuo: Se juega con las 15 bolas, y se consideran a todas iguales. Hay muchas variables para esta modalidad de juego.
Por ejemplo, se acuerda de antemano el número de bolas a meter y el ganador es el primero en completar este objetivo. En esta versión, no importa el orden de las bolas, y en caso de que el objetivo sea un número mayor al del total de pelotas, al momento que queda una en la mesa, se vuelven a poner las otras. De esta forma, puede jugarse de manera indefinida.

Otra variable es la conocida “bola 8 libre”, que consiste en meter 8 bolas (todas se consideran por igual, a excepción de la blanca) y el primero en lograrlo gana el juego.